Muchas veces usamos las palabras maestro y profesor como sinónimos, ya que en cierto modo estos términos simbólicamente tienen mucho en común. Hoy en Clase Segura, te mostraremos cuáles son las diferencias más importantes entre un profesor y maestro.

Primero, debemos enfatizar que el maestro no está por encima del profesor y el profesor no está por encima del maestro. Estos son solo conceptos diferentes, porque como veremos ahora, hay muchas diferencias entre ambos.

Ojo, esto no significa que los profesores tengan menos vocación que los maestros. Es solo que por las características de cada uno de los alumnos a los que deben estar enseñando, es necesario en el caso de los maestros ir más allá de la educación para brindarles el apoyo emocional y psicológico necesario, ya que se encuentran en una etapa y momento muy importante, su crecimiento.

Los profesores de secundaria, por otro lado, se encuentran con alumnos de niveles avanzados, ya formados en estos aspectos, más independientes y en algunos casos con una clara tendencia a ignorar al profesor.

Dado que los cerebros de sus alumnos aún se están formando, el maestro debe tener la capacidad excepcional para poder difundir e infundir en los estudiantes opiniones constructivas sobre valores, principios y la mayoría de las cosas que los rodean.

Sin embargo, tanto el maestro como el profesor tienen algo en común, ambos deben tener la vocación para la docencia, además de contar con una serie de habilidades sociales y cualidades como la paciencia, empatía, capacidad de comunicación, transmisión de conocimientos. 

Ambos tienen la misión de despertar en los jóvenes el interés por aprender. Así que después de leer este artículo sobre las diferencias entre un maestro y un profesor ¿Qué camino seguirás? O mejor aún, ¿Qué cosas rescatas para mejorar tu enseñanza con tus alumnos?