Todo ha cambiado rápidamente con el brote del COVID – 19, desde poder salir libremente a las calles hasta la forma de como llevamos las clases, nos hemos ido adaptando poco a poco al cambio, aunque esto signifique desarrollar nuevos hábitos.

En Clase Segura sabemos lo difícil que puede ser para los estudiantes poder concentrarse y prestar atención a clase, debido a diferentes distracciones que existen en casa. Por ello, te mencionaremos algunos buenos hábitos de estudio que te servirán para adaptarte mejor a las clases virtuales y poder sacarle provecho.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de tener todas las herramientas necesarias para estudiar, como una conexión a internet y una computadora o laptop en buenas condiciones, así como también contar con un espacio exclusivo para clases donde tengas las menores distracciones.

Debes asumir responsabilidades y estar comprometido, siempre ten un lapicero y libreta a la mano para poder apuntar cosas importantes de la clase, o si deseas en un block de notas del pc y revisar sesiones pasadas o lecturas que suba el profesor a tu plataforma.

Administrar tu tiempo es clave, dedícale un horario fijo donde puedas realizar todas tus actividades del día sin interrupciones, esto cultivará en ti el valor de la responsabilidad y no tendrás pendientes atrasados.

Evitar tentaciones es difícil pero no imposible, evita los videojuegos o redes sociales en horas de estudio, esto te permitirá concentrarte en lo que realmente te importa, o inclusive puedes usarlos sólo al finalizar tus deberes como un tipo de premio.

Organiza grupos de chat con tus compañeros, vía Skype o vía zoom, de esta manera, podrán debatir ideas, analizar textos e intercambiar consejos de estudio. Esta es una excelente forma de mantenerte en contacto con otros estudiantes en tu clase. Así, conservarás el aspecto colaborativo de tus cursos libres. También, es una manera de tener contacto social para que no te sientas solo al momento de estudiar.

Mantenerte en contacto con tus docentes es una gran idea. Es posible que no puedas ver a tus profesores durante su horario regular, pero asegúrate de mantenerte en contacto con ellos, puedes enviarles un correo o estar al tanto de los avances en tus cursos. Además, si te sientes ansioso o estresado, hablar con tu profesor puede ayudarte a aliviar cualquier preocupación que tengas. También, recordar hablar con los delegados de clase para garantizar que tengas al día la lista de lecturas o las presentaciones PPT.

Por último, la persistencia es un hábito que se debe aprender a desarrollar, tal vez el hábito más importante al estudiar en línea. Los alumnos más exitosos son aquellos con buen ánimo para lidiar con los problemas técnicos y resolverlos. También perseveran al estudiar de manera regular y consistente y no dudan en comunicarse con sus profesores o delegados en busca de ayuda cuando la requieren.

La flexibilidad y la comodidad son dos ventajas del aprendizaje en línea, pero éste es mucho más desafiante de lo que parece. Aunque, estudiar en línea trae muchas ventajas, para tener éxito es necesario desarrollar hábitos que nos ayuden no solo a manejar bien nuestro tiempo sino a eliminar distracciones. La planeación, eliminación de distracciones, y el manejo del tiempo son características necesarias para tener éxito en cualquier curso virtual.